Un hombre detenido el lunes en relación con la muerte de Eva Rausing, de la familia del imperio Tetra Pak y considerada una de las mujeres más ricas del Reino Unido, recibe atención médica, informó hoy la Policía de Londres (Met).

Aunque las fuerzas del orden no han facilitado la identidad del detenido, los medios británicos señalan que se trata del marido, Hans Kristian Rausing, heredero de Tetra Pak.

De acuerdo con un portavoz de la policía, el hombre ya no se encuentra en una comisaría, sino que recibe atención médica, si bien no aportó detalles del tipo de tratamiento.

Eva Rausing, de nacionalidad estadounidense, fue encontrada muerta a los 48 años en su casa del barrio de Chelsea, uno de los más exclusivos de Londres.

El cuerpo fue hallado el lunes cuando la policía registraba el lujoso domicilio donde la pareja vivía con sus cuatro hijos, después de que fuese detenido un hombre de 49 años por posesión de drogas, de acuerdo con Scotland Yard.

La fortuna de la pareja, una de las más ricas del Reino Unido, se estima en unos 5.400 millones de libras (7.000 millones de euros) gracias al imperio Tetra Pak, fundado por el padre de Hans Rausing y dedicado a la elaboración de envases de cartón como el tetrabrick.

Las fuerzas del orden han indicado que el Comando de Homicidio y Delitos Serios está investigando las causas de la muerte de Eva Rausing, que de momento no está aclarada.

En un comunicado, los padres de Eva Rausing, Tom y Nancy Kemmeny, expresaron hoy su "profunda tristeza" por la muerte de su hija y destacaron que fue una madre dedicada, además de apoyar muchas organizaciones benéficas en los últimos veinte años.

El matrimonio Rausing fue imputado en 2008 por tener importantes cantidad de droga, como crack, heroína y cocaína en su casa.

Además, el pasado me de abril, Eva Rausing fue arrestada por intentar introducir pequeñas cantidades de drogas en la Embajada de EEUU en Londres.

Eva Rausing era hija de un alto ejecutivo de Pepsi, que posee una isla privada en Baja California, y tenía con su marido una mansión en las Barbados valorada en 15 millones de libras (casi 18 millones de euros).