El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) financiará con 10 millones de dólares un programa del gobierno de Colombia destinado a mejorar la gestión y disminuir los costos de defensa jurídica ligados a las demandas contra el Estado, según informó hoy la institución en un comunicado.

Según datos del Ministerio de Hacienda y Crédito Público de Colombia, en los últimos cuatro años los costes por demandas judiciales contra el Estado crecieron casi un 50 por ciento, de 230 millones de dólares en 2007 a 450 millones en 2011.

A mediados de 2011 unas 100 dependencias estatales colombianas enfrentaban unas 240.000 demandas, en su mayoría de naturaleza laboral y, según detalló el BID, el Estado colombiano pierde alrededor de siete de cada diez demandas en su contra.

Si se comparan estos datos con los recogidos en otros países de la región se observa que, por ejemplo, en Brasil el Estado gana los pleitos en casi seis de cada diez casos y en Chile el ratio asciende a nueve de cada diez.

"A fin de mejorar la gestión de las demandas contra entidades públicas colombianas, el programa apoyará a la nueva Agencia Nacional de Defensa Jurídica del Estado" cuyo objetivo es "reducir la fragmentación de sus acciones de defensa jurídica, mejorar el manejo de la información y mejorar el costo fiscal asociado generando una mayor inversión social".

El programa, de cuatro años de duración, permitirá al gobierno colombiano "aumentar el porcentaje de casos que se resuelven utilizando mecanismos alternos de solución de conflictos, procedimientos más rápidos y menos costosos que los juicios".

Según el BID, el programa también tiene el objetivo de elevar el porcentaje de fallos a favor del Estado y reducir el valor promedio de pagos por demandas para lograr una mayor sostenibilidad fiscal.

El préstamo del BID tiene un período de amortización y de gracia de 15 años.