El Departamento de Defensa de EE.UU., publicó hoy la identidad de los 6 militares estadounidenses, miembros de la Fuerza de Asistencia a la Seguridad en Afganistán (ISAF) de la OTAN, que murieron el domingo en un ataque con explosivos.

Se tratan del sargento Ricardo Seija, de 31 años, de Tampa (Florida), la especialista Erica Alecksen, de 21 años, de Eatonton, (Georgia); el especialista Clarence Williams, de 23 años, de Brooksville (Florida).

En el ataque también murieron los soldados de primera clase, Trevor Adkins, de 21 años, de Spring Lake, (Carolina del Norte); Alejandro Pardo, de 21 años, de Porterville, (California) y Cameron Stambaugh, de 20 años, de Spring Grove, (Pensilvania).

Los seis murieron a causa de las heridas sufridas el pasado 8 de julio cuando las fuerzas enemigas atacaron su unidad en Maidan Shahr, en la provincia afgana de Wardak (este), con explosivos caseros, informó el Pentágono.

Todos participaban en la Operación Libertad Duradera y estaban asignados a la 978 Compañía de la Policía Militar del 93 Batallón de la Policía Militar, situado en Fort Bliss, Texas.

El ataque se produjo coincidiendo con la celebración en Tokio de una conferencia de donantes para financiar el desarrollo de Afganistán después de que las tropas internacionales hayan completado su retirada, en 2014.

En la reunión, que congregó a representantes de 55 países y 25 organismos, los donantes se comprometieron a aportar una ayuda por 16.000 millones de dólares hasta 2015 para consolidar la estabilidad del país.

Según el portal independiente icasualties.org, en lo que va de año han muerto 237 miembros de las fuerzas internacionales destacadas en Afganistán, de los que 176 son estadounidenses.