El pívot Tim Duncan seguirá como jugador franquicia de los Spurs de San Antonio al firmar hoy un contrato por tres temporadas que le dejará 36 millones de dólares.

La firma del nuevo contrato permite a Duncan, de 36 años, cumplir su palabra de pertenecer al mismo equipo durante toda su carrera.

Duncan, designado por los Spurs con el número uno en la primera selección del sorteo universitario de 1997, ha ganado nueve títulos de división y participado en todas las temporadas en la fase final.

Además, el dos veces proclamado Jugador Más Valioso (MVP) de la liga, conquistó cuatro títulos en los 15 años que lleva con el equipo.

Los Spurs ganaron 830 y perdieron 352 en la temporada regular desde la llegada de Duncan, la mejor de cualquier equipo durante 15 años en la historia de la NBA.

"Tim Duncan se ha establecido como uno de los mejores jugadores en la historia de la NBA", admitió el entrenador de los Spurs, Gregg Popovich.

"Es una súper estrella que no conoce el egoísmo, adora competir y tiene sólo una meta cuando entra a la cancha: hacer todo lo posible por ayudar a que su equipo gane", añadió Popovich, para quien la extensión del contrato de Duncan, fue la mejor noticia que pudo recibir en el verano.

Duncan, que fue designado 13 veces para disputar el Partido de las Estrellas, ha logrado promedios de 20,3 puntos, 11,3 rebotes, 3,1 asistencias y 2,22 tapones por partido como profesional.

La continuidad de Duncan, del escolta argentino Manu Ginóbili y del base francés Tony Parker permite a los Spurs mantener todo el núcleo del equipo de la pasada temporada que lograron la mejor marca de la liga con 50 triunfos.

Los Spurs cayeron en los semifinales de la Conferencia Oeste por 4-2 ante los Thunder de Oklahoma City pese a haber comenzado la serie con ventaja de 2-0.