El colombiano Luis Felipe Ríos Castaño, acusado de espiar al Estado de Nicaragua por supuesta orden de la inteligencia de Colombia, será condenado este jueves por un juez de Managua y puede enfrentar hasta 17 años y medio de prisión, informaron hoy fuentes judiciales.

El juez del caso y titular del quinto juzgado de distrito penal de Managua, Julio César Arias, dictará mañana la pena al colombiano hacia las 12.00 hora local (18.00 GMT), dijo a Efe una portavoz de los juzgados de la capital nicaragüense.

La Fiscalía y la Procuraduría nicaragüense pidieron el lunes pasado durante una audiencia la pena máxima de 17 años y seis meses de prisión para el colombiano por los delitos "agravados" de intrusión y revelación de secretos de Estado.

Por su parte, la abogada defensora de Ríos Castaño, la nicaragüense Silvia Sánchez, rechazó que el colombiano haya cometido un delito "agravado", algo "que no tiene fundamento en la ley (Código) Penal" de Nicaragua y solicitó una pena de 4 años.

Ríos Castaño fue detenido el pasado 12 de junio por las autoridades y dos semanas después admitió ante un juez "sin coacciones ni halagos", que había espiado al Ejército de Nicaragua por órdenes de la inteligencia de Colombia, según declaró entonces a la prensa su abogada defensora.

En sus primeras declaraciones a los periodistas el lunes pasado, el colombiano dijo que se implicó en el asunto para evadir unos procesos por "estafa" en su país.

Ríos Castaño no negó que haya espiado al Ejercito nicaragüense por ordenes de la inteligencia de su país, como ha afirmado su defensa, y pidió "disculpa al pueblo de Nicaragua por el delito" que, dijo, cometió.

Se trató, afirmó, de "una razón personal", a cambio de que no prosperaran en Colombia unas denuncias por "estafa" en su contra, según aseveró tras una audiencia judicial el lunes pasado.

Ríos Castaño se desempeñaba en Colombia como colaborador del grupo editorial español Edefa, que se especializa en materias de defensa y aviación comercial, que se desvinculo de él a raíz del proceso en Nicaragua.

Los servicios de inteligencia militar nicaragüenses han dicho que Ríos Castaño ingresó a Nicaragua a finales de 2010, que se hizo pasar como un corresponsal de prensa del Grupo Edefa y desde entonces "realizó un trabajo en contra de la seguridad" de este país centroamericano.

Por este caso el Ejército de Nicaragua ya condenó a 17 años y medio de prisión y dio la baja deshonrosa al teniente Amaru Álvarez Granera y al capitán Leónidas Castillo Ruiz, por colaborar con Ríos Castaño, a quien habrían revelado secretos militares.