El zaguero de Chelsea, Ashley Cole, defendió a su compañero de equipo John Terry de las acusaciones de racismo y opinó el miércoles que el caso nunca debió llegar hasta los tribunales.

Terry está acusado de decirle "negro (palabra soez)" durante un partido al jugador de Queens Park Rangers, Anton Ferdinand, después de haber sido provocado por un supuesto romance.

Terry perdió la capitanía de la selección inglesa por primera vez en 2010, cuando surgieron acusaciones de que tuvo una relación extramarital con la ex novia de su entonces compañero en la selección, Wayne Bridge.

En el tercer día del juicio contra Terry, Cole testificó que escuchó a Ferdinand decir "Bridgey", "negro" y la palabra soez. Pero Cole, quien es negro, dijo que no escuchó la respuesta de Terry en el partido en el estadio Loftus Road, e insistió que su compañero no es racista.

Cole respaldó la defensa de Terry de que el capitán del Chelsea simplemente repitió la palabra ofensiva que Ferdinand dijo durante el careo que tuvieron en octubre, respondiendo a la acusación que entendió que el jugador de QPR le estaba haciendo.

"Si repito algo que creo que dijiste, eso es totalmente distinto a decir algo", indicó Cole.

Cole consideró que el caso fue sólo una pequeña reyerta, y concluyó su testimonio en el tribunal de Westminster diciendo: "Creo que no deberíamos estar aquí".

La fiscalía alega que es "improbable" que Terry haya repetido la frase sin mostrar sorpresa o incredulidad.

"Usted supo que había cruzado la raya y lo ha lamentado desde entonces", dijo el fiscal Duncan Penny. "Usted está obligado a seguir repitiendo la historia que le dijo a la prensa y ya no puede dar marcha atrás".

Terry negó esa acusación.

Penny le preguntó a Terry porqué Ferdinand habría inventado una acusación contra el entonces capitán de la selección inglesa.

"No puedo contestar preguntas por Anton", respondió Terry.

___

Rob Harris está en Twitter como http://twitter.com/RobHarris