El primer vuelo espacial de la empresa de Richard Branson, Virgin Galactic, será un asunto familiar: el multimillonario aventurero confirmó el miércoles que irá acompañado de sus dos hijos adultos.

El magnate británico detrás del imperio de negocios Virgin, que se expande a la televisión por cable, aerolíneas y turismo espacial, reveló que los tres harán el viaje a 100 kilómetros (62 millas) sobre la Tierra a bordo del SpaceshipTwo (SS2) el año próximo. Alrededor de otros 120 turistas que han pagado 200.000 dólares para el viaje espacial de dos horas durante los próximos años también estuvieron presentes en la Exposición Aérea de Farnborough, al sur de Londres.

"El año siguiente, Holly y Sam irán conmigo al primer viaje al espacio", dijo Branson en una repleta conferencia de prensa el tercer día de la feria aeronáutica. "Ir al espacio es un negocio difícil. Mantiene mi mente dando vueltas".

Virgin dijo que ya han pagado 529 pasajeros al momento — uno más del total de viajeros espaciales que ha habido desde que Yuri Gagarin, de la extinta Unión Soviética, se convirtiera en el primer hombre en el espacio en 1961.

Los futuros turistas espaciales vieron una réplica del SS2 afuera del auditorio, mientras que la real sigue en viajes de prueba en el desierto de Mojave en California. La nave despegará del puerto espacial en Nuevo México que fue diseñado por el arquitecto británico Lord Foster. La nave está diseñada para transportar a seis pasajeros, más dos pilotos.