El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, pidió hoy a los Gobiernos del mundo que tomen medidas "urgentes" para garantizar el "acceso universal" a la salud reproductiva para lograr un futuro sostenible para el planeta.

"Pido a los Estados miembros una acción concertada y urgente para cerrar la brecha entre la demanda y el suministro de los servicios de salud reproductiva", dijo Ban en un mensaje con motivo del Día Mundial de la Población, que se celebra desde 1987, cuando la población del planeta alcanzó 5.000 millones.

Este año el Día Mundial de la Población se conmemora bajo el lema de "Acceso universal a los servicios de salud reproductiva", que irá acompañada por diversas actividades y campañas sobre el papel que la la salud reproductiva "tiene en la creación de un mundo más justo y equitativo", señaló la ONU.

Su máximo responsable defendió que "invertir en el acceso universal a la salud reproductiva es crucial para lograr sociedades saludables y un futuro más sostenible" para la Tierra, que acoge ya a más de 7.000 millones de personas.

Señaló también que con el aumento de la población hay mayor demanda de recursos compartidos y mayores dificultades para alcanzar objetivos de desarrollo concertados a nivel internacional.

Ban se refirió también a que las crisis alimentaria, financiera y de combustibles, además de repercutir en la población, advierten de la necesidad de prestar más atención al establecimiento de las bases para un desarrollo sostenible.

"La salud reproductiva es un elemento indispensable de la ecuación del desarrollo sostenible", afirmó Ban, que subrayó que cuando las mujeres tienen capacidad y medios para decidir el número de hijos que desean tener, y cuándo tenerlos, "están en mejores condiciones de contribuir al desarrollo de sus sociedades".

Sin embargo, señaló, solo una de cada tres mujeres rurales de los países en desarrollo recibe una atención adecuada durante el embarazo, además de que éstos siguen siendo habituales entre adolescentes en la mayor parte del mundo.

"Con frecuencia son el resultado de la pobreza y la falta de educación", dijo Ban sobre ese problema.

Según datos de la ONU hay más de 222 millones de mujeres adultas y adolescentes en el mundo sin acceso a contraceptivos, además de que a diario 800 mujeres mueren durante el parto.

La organización internacional también señala que en la actualidad hay unos 1.800 millones de jóvenes que están iniciando su etapa reproductiva, muchas veces sin la información, los conocimientos y los servicios que necesitan para protegerse a sí mismos.

"La salud y los derechos reproductivos son esenciales para el desarrollo sostenible y la reducción de la pobreza", afirmó el secretario general de la ONU.