El embajador sirio ante Irak ha desertado y buscará asilo en Turquía, afirmó un funcionario de la oposición en Siria.

Khaled Khoja, miembro del opositor Consejo Nacional Sirio, indicó el miércoles que se cree que el embajador Nawaf Fares está en camino a Turquía, donde solicitaría asilo. Si se confirma la noticia, representaría una de las deserciones de más alto nivel desde que comenzó el alzamiento popular en Siria hace 16 meses y la segunda en una semana.

"Es cierto. Ha desertado. Declaró su deserción", afirmó Khoja, quien tiene su centro de operación en Estambul. Cuando se le pidieron detalles, dijo que la información provino de sus propias fuentes en Siria.

Una persona que respondió un llamado telefónico en la embajada siria en Bagdad dijo que no había nadie en la delegación diplomática. Cuando se le preguntó si el embajador estaba en Irak, respondió que no sabía.

El vocero de la Casa Blanca Jay Carney dijo que Estados Unidos no tenía confirmación de la deserción el miércoles por la tarde. Pero agregó que otras recientes deserciones de alto nivel del régimen de Assd eran "un acontecimiento bienvenido".

"Es una indicación de que el apoyo a Assad se está desplomando", afirmó.

El portavoz del Departamento de Estado Patrick Ventrell dijo que, de ser cierto, sería la primera deserción de un alto diplomático del régimen.

La semana pasada, Francia anunció la deserción del general de brigada sirio Manaf Tlass, confidente de Assad e hijo de un ex ministro de defensa que ayudó a entronar a Assad. Tlass es el funcionario de mayor rango en abandonar el régimen hasta ahora, y las potencias occidentales y los activistas de oposición confiaron en que su salida estimularía a otros a hacer lo mismo.

Miles de soldados, en su mayoría conscriptos, han desertado para unirse a los rebeldes. Pero pese a las deserciones de los últimos días, el régimen de Assad se ha mantenido firme frente al levantamiento, particularmente en comparación con la rápida desintegración del círculo íntimo de Moamar Gadafi en Libia en el 2011.