La temporada invernal en Nicaragua se cobró la vida de dos personas en la norteña provincia de Estelí, con lo que al menos 11 personas han muerto en lo que va de año a causa de las lluvias, informó hoy una fuente oficial.

Jesús Fuentes, 50 años, y Engel Mejía Ruiz, cuya edad no fue precisada, fallecieron el martes, en hechos separados, al ser arrastrados por las corrientes de dos ríos crecidos a causa de las lluvias, declaró hoy a periodistas Karla González, médico forense de la provincia de Estelí, 146 kilómetros al norte de Managua.

Producto de las precipitaciones, hasta inicio de junio pasado las autoridades reportaban a nueve personas muertas y 14.000 afectadas en todo el país, a las que se suman las dos víctimas del martes.

No obstante, el jefe de la Defensa Civil de Nicaragua, el general de brigada Mario Perezcassar, dijo hoy a Efe que por el momento no tienen un consolidado sobre las personas que han perdido la vida este año a causa de los torrenciales aguaceros.

Las autoridades nicaragüenses han identificado 1.475 puntos críticos ante los aguaceros.

Según cifras oficiales, la temporada de invierno provocó el año pasado en Nicaragua al menos 16 muertes, afectó a 148.530 personas y destruyó 1.516 kilómetros de carreteras y caminos.