El fabricante europeo Airbus recién consiguió su primer pedido firme de aeronaves en el tercer día de la Exposición Aérea de Farnborough, una confirmación de que las aerolíneas están preocupadas por el panorama económico mundial.

Y en momentos en que los gobiernos se empeñan en reducir costos, muchas líneas aéreas parecen haber adoptado un compás de espera, especialmente si se compara con la exposición aérea del año pasado en París. Farnborough, al sur de Londres, alterna dichas exposiciones con la capital francesa.

Airbus, subsidiaria de EADS (siglas en inglés de la compañía aeroespacial europea), recibió un pedido firme de la división aeroespacial del CIT Group, una firma de financiamiento y renta de transporte que encargó 10 aviones A330 de tamaño mediano y largo alcance, en un acuerdo por valor nominal de 2.300 millones de dólares.

El trato incluye cinco que ya fueron encargados antes este año, y las entregas deben comenzar en el 2014. Con este nuevo pedido, CIT ha solicitado un total de 152 aviones — de ellos 89 de Airbus — hasta el 2019.

"El A330 es ya el avión de largo alcance favorito del mercado, pero no nos quedamos aquí; estamos mejorándolo continuamente, por ejemplo, con nuevas variantes de peso que ofrecen mayor capacidad de carga-alcance", afirmó Fabrice Bregier, presidente y director general de Airbus.

Los primeros dos días de la exposición de este año habían visto solamente compromisos sujetos a ratificación, incluso el acuerdo de Boeing por 9.200 millones de dólares con GE Capital Aviation Services, dependencia de General Electric. La mayoría de dichos compromisos se concretan finalmente, pero no necesariamente todos.

Además de su acuerdo con CIT, Airbus reveló que China Aircraft Leasing Company, de Hong Kong, se comprometió a comprar 36 aeronaves A320 de corto alcance en un acuerdo con valor nominal de 3.100 millones de dólares.

El valor nominal de las operaciones se reduce cuando las empresas compradoras encargan muchos aviones.