El presidente palestino, Mahmud Abás, telefoneó al exprimer ministro israelí Ehud Olmert para felicitarle por el veredicto de inocencia del Tribunal de Distrito de Jerusalén en dos graves casos de corrupción y culpable de uno menor de abuso de poder.

El líder palestino deseó "la mejor de las suertes" a Olmert, en palabras que publica hoy el diario Haaretz, que califica como las "más interesantes" de todo el diluvio de felicitaciones que recibió ayer el exprimer ministro.

Olmert fue el último líder israelí con el que Abás negoció seriamente la resolución del conflicto de Oriente Medio y, desde que éste se viera obligado a dimitir a finales de 2008, las negociaciones están estancadas.

El proceso que ambos habían iniciado en la conferencia de Annapolis (EE.UU.) en 2007 se vio truncado por lo que algunos analistas llegaron a sugerir en su momento fue una posible trama de funcionarios israelíes a distintos niveles que se oponían al proceso de paz con los palestinos.

Olmert podría volver a la política activa si supera el último de los juicios que tiene pendiente -esta vez, por presunta corrupción en la construcción de un complejo de viviendas en Jerusalén, el Holyland-.

Ayer fue declarado ayer inocente en dos casos de delitos de soborno y culpable de uno menor de abuso de poder por el nombramiento de un allegado a un cargo público que requería un concurso.