El primer ministro chino, Wen Jiabao, aseguró hoy en el III Diálogo Estratégico entre la UE y China en Pekín, junto a la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, que las relaciones con Europa son "tan buenas como siempre" y que "han soportado, incluso, el azote de la crisis financiera".

Ashton, por su parte, agradeció las palabras del primer ministro y destacó la sintonía durante la larga conversación que había mantenido previamente con el consejero de Estado chino, Din Bingguo, quien ha copresidido junto a ella la cumbre bilateral.

Antes de su reunión con Wen, Ashton y Din dieron una conferencia de prensa conjunta sin grandes revelaciones ni turno de preguntas para los periodistas y con la crisis financiera como telón de fondo.

En ella, Ashton hizo uso reiterado de la expresión "rendir tributo" para referirse a su agradecimiento al rol de China en el panorama internacional, destacando su ayuda a que el conflicto iraní se resuelva por la vía pacífica.

"Quiero decir cuánto valoro la relación (con China). En particular, doy la bienvenida a su apoyo reconociendo los resultados del último Consejo de Estado europeo", dijo Ashton, en referencia al reciente acuerdo de facilitar el uso de los fondos de rescate europeos para comprar deuda de países bajo presión en los mercados.

A su vez, Din remarcó el "respaldo consistente" de la potencia asiática a la crisis de deuda europea, y destacó que este diálogo ha sido "el más sincero y productivo de todos".

"Tenemos gran confianza en el futuro de Europa. China y la UE comparten intereses comunes y hay muchas razones por las cuales convertirnos en compañeros estratégicos", agregó.

China ya anunció el pasado lunes que no había planes de firmar acuerdos de cooperación durante este encuentro, en el que tampoco se hicieron públicas sus diferencias con la UE en asuntos como las emisiones de dióxido de carbono de los aviones chinos o las disputas comerciales en materias como las tierras raras.

Sí destacaron que habían hablado de Siria e Irán, y Din reiteró la política china de no injerencia.

"Es muy importante -declaró- que no haya interferencias en los asuntos internos y a la vez que los conflictos se resuelvan a través de vías pacíficas y diálogo".

Sobre asuntos de frecuente fricción como los derechos humanos, Ashton se limitó a destacar que "hemos intercambiado puntos de vista importantes".

"He informado a la señora Ashton del avance histórico que China ha hecho en este aspecto. Los dos hemos acordado que deberíamos mantener más discusiones informales de este tipo", aseguró, por su parte, Din.