La economía uruguaya crecerá un 4 % en 2013 pese al escenario internacional adverso y mantendrá al mismo tiempo una "sólida posición fiscal" y mayor "margen de maniobra de liquidez" que le permitirá afrontar cualquier imprevisto mejor que en cualquier otro momento de su historia, informó hoy el Gobierno.

Esos datos quedaron plasmados en el Informe de Rendición de Cuentas 2011 que el ministro de Economía Fernando Lorenzo presentó ante el Parlamento y los medios de comunicación y que apunta además que el Gobierno asignará 2.747 millones de pesos más (unos 125 millones de dólares) a los presupuestos de los distintos departamentos del Estado.

De ese dinero, la salud recibirá 757 millones de pesos adicionales, la protección social 499 millones y la educación 488 millones, los tres apartados que recibirán más dinero el próximo año.

El ministro Lorenzo se mostró optimista por la situación económica de su país y exhibió una larga serie de indicadores macroeconómicos que reflejaban la fortaleza fiscal, social y comercial del Uruguay.

"En un escenario complejo, Uruguay cumplirá este año y el próximo con su crecimiento potencial, dadas las circunstancias", afirmó Lorenzo.

El ministro apuntó que pese a la debilidad del crecimiento de los EE.UU., los "intensos datos negativos" de la zona Euro y el enfriamiento del crecimiento chino, Uruguay podrá seguir creciendo ya que sus exportaciones a esos mercados, fundamentalmente comida, permiten una mayor "protección" ante sus problemas.

Lorenzo sí expresó su preocupación por el "deterioro" de la economía argentina en el último año e incertidumbre por el resultado de los planes expansivos lanzados por el Gobierno brasileño, si bien descartó que afecten al crecimiento uruguayo.

Según dijo, esta fortaleza se mantendrá debido a la enorme expansión que está recibiendo el país en inversión productiva, el incremento del consumo interno y el sostenimiento de las exportaciones, que siguen creciendo aunque a un ritmo más moderado.

La inflación, que en la actualidad se ubica en el entorno del 8 %, es para el ministro el "principal problema" de la economía uruguaya, ya que se ubica por encima del rango meta establecido entre el 4 y el 6 %.

Lorenzo sostuvo que "el gobierno está comprometido con el restablecimiento de una situación en la que la inflación se ubique dentro del rango meta", por lo que aseguró que se continuará "trabajando con una política económica de sesgo contractivo y con una política fiscal de características neutras, tratando de contribuir a mitigar y reducir las presiones inflacionarias".