El australiano Casey Stoner (Honda RC 213 V), campeón del mundo de MotoGP, se mostró decepcionado por el resultado de la carrera de Sachsenring (Alemania) y quizás por ello tenía "más ganas de subir a la moto y sumar más puntos para el campeonato".

"Me gusta Mugello y hemos disfrutado de algunos buenos resultados allí, pues no es un circuito pequeño y mono en el que no puedes utilizar estas motos, es más bien un sitio en el que puedes abrir el acelerador y de hecho abrir gas a fondo", explica irónico en el comunicado de prensa de su equipo el piloto australiano.

"El año pasado no fue como estaba planeado, pero sabemos qué hicimos mal, así que espero que este año podamos ser un poco más competitivos", recordó Stoner.

"Me encantan las curvas rápidas que tiene y, además, hay varias zonas en las que derrapamos mucho y bastantes cambios de dirección muy rápidos", explicó el piloto australiano.