El remero Rodolfo Collazo fue elegido el martes como el abanderado de la delegación uruguaya que participará en los próximos Juegos Olímpicos, un honor para el que se consideraba favorito a Luis Suárez, el delantero del Liverpool

Al elegir a Collazo, el Comité Olímpico Uruguayo evitó enredarse en una controversia que rodea a Suárez.

El futbolista fue declarado culpable de insultos raciales contra Patrice Evra, del Manchester United, durante un partido de la Liga Premier inglesa, disputado el año anterior. Suárez fue incluido el lunes en el plantel de 18 jugadores de Uruguay, como uno de los tres integrantes de más de 23 años que se permiten en esta competición olímpica.

Uruguay figura entre las selecciones favoritas para ganar una medalla en el fútbol de Londres 2012. Han pasado 84 años desde que el país participó por última vez en los Juegos Olímpicos, y los directivos buscan coronar el logro con una presea.

Por ello decidieron que el técnico Oscar Tabárez, que dirige la selección mayor, sea también el que lleve las riendas del equipo olímpico.