La localidad de Manzanillo en el oriente de Cuba continúa bajo medidas preventivas para enfrentar el brote de cólera registrado en esa zona donde al parecer el número de enfermos por esa dolencia asciende a 85 personas, según dijeron hoy a Efe varios vecinos del municipio.

Hace una semana el Gobierno cubano confirmó un brote de cólera "controlado" en Manzanillo -localidad de 130.500 habitantes ubicada en la provincia de Granma, a más de 800 kilómetros al este de La Habana- e informó que había 53 afectados y tres fallecidos.

Desde entonces, no se han divulgado más informaciones oficiales a nivel nacional sobre el caso.

Varios vecinos de Manzanillo consultados hoy por Efe telefónicamente confirmaron que las autoridades locales hablaron el pasado sábado de un total de 85 casos, mientras se mantiene un "fuerte" trabajo de prevención con la población.

Un vecino llamado Manuel indicó que el departamento de Higiene y Epidemiología de la región realiza "partes" diarios sobre la situación por las emisoras locales de radio o televisión y el brote está "bastante controlado".

Según precisó, las autoridades sanitarias tienen a su disposición "todos los recursos" y el transporte necesario para visitar las diferentes comunidades y hace dos días que no entran nuevos casos a los centros hospitalarios, de acuerdo a esos reportes locales.

Otra residente en Manzanillo, Ana Arencibia, señaló que tanto en los barrios como en la televisión y la radio local se han hecho llamados para que la población hierva el agua y cocine bien los alimentos.

Además, un consultado que prefirió el anonimato añadió que se está suministrado a los habitantes frascos de "hipoclorito de sodio" para echarle al agua, se ha prohibido el uso de aguas de pozos y los médicos visitan las viviendas para verificar el cumplimiento de las medidas.

Fuentes oficiales nacionales y locales consultadas por Efe en los últimos días no facilitaron información actualizada sobre el brote de cólera.

Desde el comunicado emitido el pasado 3 de julio, ni el Gobierno ni los medios nacionales han brindado más detalles de la situación epidemiológica en esa provincia oriental, ubicada a unos 800 kilómetros al este de La Habana.

Un bloguero oficialista conocido como Yohandry negó en su bitácora que existan casos de cólera en La Habana, donde "se han reportado brotes de diarreas, típicos de estos meses de verano", escribió citando una fuente del Ministerio de Salud Pública de Cuba.

Según este bloguero, "todos los hospitales tienen los medios necesarios para hacerle frente a cualquier situación" y en la provincia de Granma "se ha activado también un sistema de información directo al público, que utiliza los medios locales y otras herramientas de comunicación para orientar a los pobladores".