Las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) "eluden a los indígenas" del pueblo Nasa del departamento del Cauca, suroeste, que buscan el retiro definitivo de los rebeldes de sus territorios, reveló hoy a Efe el secretario de Gobierno del municipio de Toribío, Miller Correa.

"Unos 300 guardias y unidades indígenas salieron al área rural en busca de la guerrilla pero no hubo prácticamente encuentro ni diálogo porque la guerrilla los eludió", dijo Correa en una conversación telefónica desde su municipio.

Los rebeldes, al parecer, "trasladaron sus campamentos como suelen hacerlo", admitió el funcionario municipal.

La situación este martes "es de completa calma", añadió Correa.

El lunes centenares de indígenas llegaron a Toribío para exigir a las FARC y la Policía "a la fuerza" que abandonen las armas y permitan que se imponga la paz en su territorio que incluye a más de una docena de localidades.

Los nasas levantaron las barricadas de sacos de arena y palos que rodeaban el cuartel policial de Toribío, a unos 350 kilómetros al suroeste de Bogotá.

Pero este martes el despliegue de tropas y refuerzos de la Policía en ese municipio obedece al consejo de ministros que anunció el presidente colombiano, Juan Manuel Santos, para mañana, miércoles, en el que se analizará la situación de las últimas semanas en el departamento del Cauca.

"Hay mucha presencia militar. La gente ha empezado a retornar a sus actividades como de costumbre, y algunos con mucha expectativa de lo que se va a presentar mañana. También muchos de los pobladores que salieron el viernes empezaron a retornar al municipio", añadió Correa.

El funcionario precisó que del casco urbano, de un poco más de 3.000 habitantes, salieron entre el viernes y el domingo un total de 1.278 personas por temor a los hostigamientos de las FARC y a los enfrentamientos de la fuerza pública con esa guerrilla, según un censo de la alcaldía.

Muchas de esas personas "empezaron a regresar", subrayó Correa, quien destacó también que en el municipio prosigue la presencia de centenares de guardias indígenas y de unidades de la Asociación de los Cabildos Indígenas del Norte del Cauca (Acin).

Los hostigamientos de los rebeldes desde las montañas vecinas con el lanzamiento de bombas artesanales y algunos disparos, dejaron unas seis personas heridas.

Junto a las zonas rurales, Toribío tiene una población de unos 35.000 habitantes y de ellos el 78 % son indígenas.

El portavoz de Acin, Feliciano Valencia, indicó a Efe también este martes que en la visita de Santos y los ministros, los indígenas van a presentar "una propuesta de desmilitarización" y advirtió que "si no salen de aquí los sacamos nosotros".

Explicó: "desde ayer somos más de 1.500 personas tratando de sacar de Toribío a los actores del conflicto como ya hicimos en Miranda", otra localidad del Cauca.

"Ellos (los miembros de la Policía) nos dijeron que no van a chocar con la gente civil aunque seguirán las órdenes del Gobierno, que es permanecer aquí. Dicen que si los civiles les respaldan, se retiran", indicó Valencia.

El portavoz de Acin recordó que desde el lunes "la guardia indígena entró en el monte para derribar también los campamentos de la guerrilla".

Valencia denunció el cansancio de la población después de tantos años "de guerra" y pidió el acompañamiento de organismos internacionales para que se permita el ingreso de los indígenas a los campamentos rebeldes para exigir el cese de fuego.

"El arma nuestra siempre es la palabra y el diálogo, y también las herramientas jurídicas como la consulta previa y la Constitución", concluyó Valencia.