El presidente de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA), el australiano John Fahey, señaló en un comunicado, que los de Londres serán los Juegos Olímpicos "que más controles tengan de la historia" y que los dopados "estarán bajo el riguroso examen de las autoridades" encargadas de los mismos.

"Lo digo de la forma más clara posible: si eres un atleta que se dopa y estás pensando en competir en Londres, debes retirarte de tu equipo olímpico", apuntó Fahey.

A escasas tres semanas para el comienzo de la cita olímpica, el dirigente de la AMA aseguró: "un atleta dopado no puede conseguir el éxito, es una completa contradicción".

"Incluso si un atleta dopado ganara una medalla, nunca sería capaz de mirarse al espejo y decir "bien hecho, te lo merecías", manifestó el presidente de la AMA.

Para John Fahey, los Juegos Olímpicos son la "cima absoluta para muchos deportistas", y que alguien que hace trampas supere a éstos, "es una traición total de lo que significa el deporte".

"Doparse es hacer trampas, simple y llanamente. Si vas a competir en Londres dopado, no estarás engañando solamente a tus compañeros deportistas, sino que estarás engañando a seguidores del deporte en todo el mundo, provocando un flaco favor a la bandera de tu país y desobedeciendo los ideales del movimiento olímpico", dijo el australiano.

Fahey también indicó que intentan que estos Juegos sean "lo más limpios posible" y que los deportistas dopados "deberían saber que sus posibilidades de no ser detectados son más pequeñas que nunca".