Un residente de Tacoma requirió una operación quirúrgica después de tragarse accidentalmente una cerda de acero de un cepillo que usó durante un asado.

Adam Wojtanowicz acudió el domingo al hospital quejándose de dolor abdominal que no se aliviaba pese a tomar su medicación, reportó la televisora KING 5 (http://is.gd/J7Tivj ). Los médicos hallaron en su interior la cerda metálica y lo operaron de emergencia.

Adam explicó que recientemente ofreció un asado y que aparentemente una cerda de acero del cepillo del asador cayó en el trozo de carne que se sirvió. Al parecer lo tragó sin darse cuenta, señaló.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades indicaron estar al tanto de por lo menos seis casos de personas que sufrieron lesiones similares, las cuales pueden ser letales, con cepillos parecidos. No culparon a ninguna marca ni tipo de cepillo.

Se anticipa que Wojtanowicz se recuperará totalmente.