El Gobierno colombiano creará ocho batallones con un total de 5.000 militares que se encargarán de prestar seguridad al Oleoducto Bicentenario (OBC), en construcción actualmente entre los Llanos Orientales y el Caribe, con una longitud de 960 kilómetros.

Así lo aseguró hoy, desde Arauca, capital del departamento del mismo nombre en la frontera con Venezuela, el ministro colombiano de Minas y Energía, Mauricio Cárdenas, quien adelantó una visita a las obras del gigantesco proyecto de la estatal Ecopetrol.

"Vamos a crear ocho nuevos batallones con 5.000 hombres, y Ecopetrol va a encargarse de adecuar toda la logística para que nuestra fuerza tenga condiciones de vida digna", explicó Cárdenas.

Agregó que el proyecto "nos va a permitir beneficiarnos de la riqueza del petróleo".

El oleoducto arranca en el departamento de Casanare (este) y termina en el Puerto de Coveñas, en el Caribe.

Reconoció, sin embargo, que la obra tiene "muchos enemigos", pero indicó que "los vamos a derrotar" porque está en juego la legitimidad del Estado colombiano.

"No vamos a dejarnos intimidar por cuenta de los terroristas que están tratando de sabotear y que son enemigos de estos proyectos", agregó Cárdenas, que además de visitar Arauca, también estuvo en Hato Corozal y Yopal, esta última capital del vecino departamento de Casanare.

Añadió que junto con el comandante del Ejército de Colombia, general Sergio Mantilla, repasaron la situación de orden público de la zona para "reforzar la protección, de tal manera que todos los trabajadores locales que están vinculados a este proyecto tengan las garantías necesarias y no haya contratiempos ni demoras".

El (OBC) podrá transportar 125.000 barriles por día (bpd), desde los departamentos de Meta y Casanare hacia los puertos del Caribe.

En agosto de 2010 Ecopetrol anunció que la obra tendría un costo de unos 4.200 millones de dólares y se espera tenerla construida totalmente a finales de este año.