El expresidente dominicano Hipólito Mejía afirmó hoy que no reconocerá su derrota a manos del oficialismo en las elecciones generales de mayo pasado debido a que esos resultados obedecieron a una supuesta componenda dirigida por el gobernante del país, Leonel Fernández.

Mejía, quien en esos comicios fue el candidato presidencial del opositor Partido Revolucionario Dominicano (PRD), reiteró en un comunicado sus anteriores denuncias de que fue víctima del uso abusivo del poder por parte de Fernández, aunque aseguró que no será obstáculo para el nuevo Gobierno.

Reveló tener evidencias "concretas y ciertas" sobre un pacto entre Fernández y el presidente del propio PRD, Miguel Vargas, para impedirle ganar las elecciones del 20 de mayo pasado en las que resultó elegido el candidato del oficialista Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Danilo Medina.

En el documento, Mejía reveló que el expresidente de Panamá, Martín Torrijos, le sugirió que designara a Vargas como su candidato a la vicepresidencia, lo que él rechazó porque ya tenía un compromiso en ese sentido con su compañero de fórmula, el empresario Luis Abinader.

El exgobernante caribeño aseguró que Vargas nunca quiso reunirse con él durante la campaña electoral, a pesar de las gestiones que en ese sentido realizó Torrijos, amigo personal del presidente del PRD.

Tras los comicios, Mejía y Vargas se disputan el control del PRD al parecer desde posiciones irreconciliables, ya que el expresidente acusa al dirigente de "traición" a su candidatura.