El Nacional de Montevideo arrancó sus entrenamientos de la mano del nuevo director técnico Gustavo Díaz con la noticia de importantes bajas en el equipo que salió campeón nacional el pasado mes de junio, entre ellas la de su goleador Richard Porta, informa hoy la prensa local.

En los entrenamientos que comenzaron ayer lunes, el que fuera máximo artillero en Uruguay en la temporada 2011-2012 se presentó ante Díaz sólo para comunicar su marcha al fútbol de Dubai, de donde recibió una oferta millonaria que no pudo rechazar.

Porta comunicó la decisión a la directiva de Nacional y a sus compañeros y dejó al equipo con la disyuntiva de buscar un nuevo delantero antes del inicio del torneo Apertura.

Pese a que el resto de los jugadores con los que cuenta Díaz sí acudieron a entrenarse, como es el caso del histórico Álvaro Recoba, las noticias en el campo de Nacional era que los jóvenes Facundo Píriz y Gonzalo Bueno, dos de las promesas más brillantes del equipo, no arrancarían el campeonato por las fuertes ofertas que han recibido del exterior.

También se especula con la marcha a Europa de Matías Abero y también de Matías Cabrera, otros jóvenes con un presente brillante en el club.

Pese a todo, el plantel del tricolor, según expresó a la prensa local el veterano Andrés Scotti, se mostró ilusionado con la nueva temporada y con el nuevo equipo técnico, que llegó "con ganas de triunfar, de progresar, como también las tenemos nosotros".

Gustavo Díaz se hizo cargo de la dirección técnica de Nacional el pasado 23 de junio, tras renunciar a la dirección de Defensor Sporting, con quien apenas una semana antes había jugado las finales del Uruguayo precisamente ante Nacional.

El paso de Díaz provocó un enfrentamiento entre directivos de ambos clubes.

El Nacional, campeón del torneo Apertura, ganó el título al superar por 1-0 a Defensor Sporting, vencedor del Clausura con Díaz como entrenador.

Tras ganar por segunda vez el título con el Nacional, el argentino Marcelo 'Muñeco' Gallardo renunció al cargo de técnico, según dijo, para dar prioridad a su familia.