El Itaú Unibanco, segundo mayor banco de Brasil, anunció hoy un acuerdo con el BMG para comercializar una nueva línea de créditos personales asociados a la nómina de los trabajadores.

Ambas compañías acordaron fundar una sociedad conjunta denominada Banco Itaú BMG Consignado, con un capital inicial de 1.000 millones de reales (unos 500 millones de dólares), en la que el Itaú aportará el 70 por ciento y su socio, el 30 por ciento restante.

El Itaú afirmó que espera alcanzar una cartera de crédito de 12.000 millones de reales (cerca de 6.000 millones de dólares) en los próximos dos años con esta nueva empresa que se dedicará exclusivamente al mercado brasileño, según un comunicado enviado a la bolsa de Sao Paulo.

El BMG es un banco pequeño especializado en este tipo de préstamos, conocidos en Brasil como créditos consignados, que cobran las cuotas directamente en la nómina de los tomadores.