La Colección Estatal de Pintura de Baviera devolvió hoy una réplica de un cuadro del pintor flamenco Jan Brueghel "el Viejo", expoliado por los nazis, a los seis herederos de un empresario judío propietario legítimo de la obra.

Se trata de un cuadro procedente del taller de pintura de Brueghel, basado en la obra del arista flamenco "Ramo de flores en jarrón de cerámica", cuyo original se expone en la Galería Nacional de Praga.

El cuadro, que desde 1992 pertenece a los fondos de la Colección Estatal bávara, fue estudiado con detenimiento en el marco de los preparativos de una exposición en 2013 de Brueghel en la Antigua Pinacoteca de Múnich.

Dos pequeñas pegatinas en el reverso de esta réplica del siglo XVI fueron claves para determinar que el propietario legítimo de la misma era el empresario vienés Julius Kien.

Ahora, 70 años después de que los nazis le decomisaran la obra, la Colección Estatal de Pintura de Baviera hizo entrega del cuadro en la Nueva Pinacoteca de Múnich a una nieta de Kien, que reside en Australia, y que anunció que la obra saldrá a la venta.

"Es una pena, porque es un cuadro precioso, pero tendría miedo de colgarlo en mi apartamento y dejarlo expuesto a la luz del sol", que acabaría con la obra, señaló.

En 1998 se invitó a los museos alemanes a revisar sus fondos en busca de posibles obras expoliadas durante el régimen nacionalsocialista.

Desde entonces, una y otra vez se han registrado litigios en torno a la propiedad legítima de obras de arte decomisadas por los nazis.