Una selección universitaria de Estados Unidos superó 5-4 a Cuba en el quinto partido amistoso de béisbol entre los dos países y los visitantes se despidieron de la isla con una victoria.

Estados Unidos ganó el primer y último cotejo de la serie, mientras que Cuba se llevó los otros tres partidos.

Estados Unidos logró un racimo de tres carreras en la octava entrada, con una impulsada por Brett Hambright y dos de Johny Field, para sacar ventaja de 5-3.

En esa misma entrada los cubanos descontaron una con un sencillo de Alexei Bell.

El relevista Jonathon Crawford permitió un hit y una carrera en dos capítulos para ganar el cotejo, repitiendo así el triunfo que se llevó en el partido inicial.

"Los juegos fueron maravillosos y muy beneficiosos para nuestro equipo con vistas al torneo de Holanda que comienza el viernes... mis muchachos le mostraron a los cubanos que a pesar de la juventud y de la poca experiencia, son buenos jugadores", expresó Dave Serrano, manager de Estados Unidos.

"El equipo de Cuba es muy fuerte y tiene mucha experiencia, lo respetamos mucho, al igual que ellos (los cubanos) nos respetan a nosotros. Estoy muy orgulloso de que pusimos a un lado nuestras diferencias para retomar estos topes amistosos después de 16 años", agregó Serrano el lunes en declaraciones a la AP.

Entre 1987 y 1996 se realizaron cada año varios fogueos entre Cuba y Estados Unidos. En 1993 se jugó el último amistoso entre los dos equipos en la isla, y en 1996 un elenco cubano jugó por última vez en Estados Unidos.

Frederich Cepeda, cuarto bate de Cuba, elogió la calidad de los universitarios estadounidenses.

"Tienen excelentes lanzadores, jóvenes pero con respetable velocidad, buenos rompimientos, mucho control, excelente ubicación en sus lanzamientos y un cambio que dominan casi a la perfección. Nos hicieron mucho daño porque no acostumbramos a enfrentarnos a este tipo de pitcheo", señaló el toletero.

Cepeda, quien jugó las dos primeras ediciones del Clásico Mundial, agregó que con estos amistosos Cuba comenzó su preparación rumbo al tercer Clásico de marzo próximo.

"Nosotros jugamos muy poco topes como estos, nos hacen falta muchos para alcanzar nuestro mejor nivel", señaló.

Esta selección universitaria de Estados Unidos y un elenco de Cuba que no se anunció participarán del 13 al 22 de julio en un torneo en Harlem, Holanda.