El ex presidente brasileño Fernando Henrique Cardoso está en Washington para aceptar un premio de humanidades de la Biblioteca del Congreso por sus estudios sobre la economía de Brasil y las relaciones raciales.

Cardoso aceptará el martes el Premio Kluge, dotado con un millón de dólares, que honra los logros en las humanidades que no cubren los Premios Nobel.

La biblioteca anunció en mayo que iba a condecorar a Cardoso. Aseguró que su investigación sobre la herencia y las estructuras sociales de los esclavos de Brasil sentó las bases para una transformación de la economía brasileña.

Cardoso fue presidente de 1995 a 2002 y encabezó el ascenso de su país para convertirse en la sexta economía más grande del mundo.

La investigación de Cardoso mostró que la subordinación de la industria y el trabajo a un gobierno autoritario no promueve el desarrollo económico, señaló la biblioteca.

El ex mandatario ayudó a abrir a su país a las asociaciones con empresas extranjeras para impulsar el crecimiento.