La actividad de fichajes y renovaciones continúa dentro de la NBA con los Knicks de Nueva York y los Spurs de San Antonio como protagonistas tras conseguir los primeros la vuelta del veterano pívot Marcus Camby y la continuidad del escolta-alero J.R.Smith.

Mientras que los Spurs aseguraron también la continuidad del escolta Danny Green y del ala-pívot francés Boris Diaw.

Camby, de 38 años, llegó a un acuerdo con los Knicks como agente libre mediante el sistema de firma y traspaso que hicieron los Rockets de Houston, su último equipo, que recibirá a cambio al base Toney Douglas, al pívot Jerome Jordan al alero Josh Harrellson y derechos de selección en las segundas rondas de los sorteos universitarios del 2014 y 2015.

El veterano pívot, que ya jugó con los Knicks desde la temporada de 1998 hasta el 2002 para disputar las Finales de la NBA en 1999 contra los Spurs, recibirá un salario de 13,2 millones de dólares, el triple de lo que le habrían podido dar los Heat de Miami y los Nets de Brooklyn, que también estuvieron interesados en ficharlo.

Camby durante la pasada temporada, que compartió con los Trail Blazers de Portland y los Rockets, consiguió unos promedios de 4,9 puntos, nueve rebotes y 1,4 tapones.

El veterano pívot, que llega para ayudar al titular Tyson Chandler, se une al base Jason Kidd, otro jugador de 39 años, que dejó a los Mavericks de Dallas para culminar su brillante carrera profesional con los Knicks, que también aseguraron la continuidad de Smith al firmarlo por dos temporadas.

Smith, de 26 años, recibirá un salario garantizado de 2,8 millones de dólares la primera temporada y la segunda será opcional por parte del jugador.

Por su parte, los Rockets consiguen la llegada de jugadores jóvenes que pueden encajar dentro del equipo, especialmente el base Douglas, dado que Houston no tiene a nadie de titular en ese puesto después de haber traspasado a Kyle Lowry a los Raptors de Toronto y el fichaje del esloveno Goran Dragic con los Suns de Phoenix.

Mientras que los Spurs no tienen ese problema y desean mantener el núcleo del equipo de la pasada temporada que ganó 50 partidos y renovaron los contratos a Green, una de las revelaciones, y a Diaw, que llegó al final de la competición de liga después que los Bobcats de Charlotte le dieron de baja.

Green, de 25 años, como agente libre con restricciones llegó a un acuerdo por tres temporadas y 11,3 millones de dólares garantizados después que la pasada liga disputó los 66 partidos completos, incluidos 38 como titular y logró un promedio de 9,1 puntos.

El escolta de los Spurs ayudó al equipo con la baja del argentino 'Manu' Ginóbili por lesión y tuvo un 43 por ciento de acierto en los triples.

El acuerdo con Diaw, de 30 años, ha sido por dos temporadas y 9,2 millones de dólares, además incluye una opción para la temporada del 2013-2014 que podrá ser ejercida por el jugador.

El veterano jugador francés logró unos promedios de 4,7 puntos y 4,2 rebotes en los 20 partidos que disputó con los Spurs, que esperan también cerrar un acuerdo con el pívot Tim Duncan, en el que será sin duda su último contrato como profesional activo dentro de la NBA.