El banco británico Barclays convino un paquete de liquidación con el ex director ejecutivo Bob Diamond, por el cual perderá hasta 20 millones de libras (31 millones de dólares) en bonos e incentivos, pero recibirá un año de salario, pensión y otras prestaciones por un valor de dos millones de libras (3,1 millones de dólares).

Diamond renunció la semana pasada después de que Barclays fue multado con 453 millones de dólares por agencias de Estados Unidos y el Reino Unido por hacer informes falsos de los costos de su endeudamiento entre 2005 y 2009.

Barclays informó el martes que Diamond convino en que quedarían sin efecto todas sus primas de bonificación diferidas y no concedidas y que no iba a recibir ningún bono o incentivo futuros ni compensación alguna por despedirlo.

El presidente saliente del consejo directivo del banco, Marcus Agius, al comparecer ante la Comisión de Hacienda de la Cámara de los Comunes, dijo que Diamond había renunciado a recibir potencialmente unos 20 millones de libras (31 millones de dólares) en bonos y primas accionarias.

Agregó que, como parte del acuerdo de renuncia, Diamond recibirá 12 meses de salario y contribuciones para pensiones por unos dos millones de libras.

Agius ha anunciado su intención de renunciar tan pronto como haya un sucesor en su puesto. Mientras tanto, se desempeña como presidente ejecutivo y encabeza la búsqueda de un nuevo director general.

Agius anunció su renuncia el lunes 2 de julio, con la esperanza de aliviar la presión sobre el banco.