Rusia no firmará nuevos contratos de venta de armamento con Siria hasta que la situación en ese país se calme, dijo el lunes un funcionario ruso de alto rango.

Moscú, sin embargo, va a continuar con las exportaciones acordadas previamente, dijo Vyacheslav Dzirkaln, subdirector de la agencia de cooperación militar y técnica rusa.

Dzirkaln fue citado por agencias de noticias rusas en el marco de la feria aeronáutica de Farnborough, al suroeste de Londres.

Poniéndose en conflicto con Occidente, Rusia ha impedido que el Consejo de Seguridad de la ONU tome medidas fuertes o punitivas contra el régimen del presidente sirio Bashar Assad y es visto como el abastecedor clave de armas de Siria. Activistas sirios dicen que unas 14.000 personas han muerto en el levantamiento que comenzó en marzo de 2011.

El funcionario añadió que hasta el momento Rusia ha estado suministrando al ejército de Siria los repuestos y asistencia necesarios para la reparación de armas suministradas anteriormente.

Dzirkaln dijo que Rusia no vende helicópteros ni aviones de combate a Siria.

El canciller británico William Hague se congratuló el lunes por la decisión de Rusia, pero agregó que a Gran Bretaña le gustaría "ver que se detuvieran todas las entregas de armas al régimen que se ha embarcado en la matanza de tantas personas de su propio pueblo".

El vocero del Departamento de Estado, Patrick Ventrell, dijo que Washington ve el anuncio de Moscú como una buena señal, pero aún busca más acciones.

"Varias veces hemos manifestado nuestras preocupaciones con el gobierno de Rusia en varios niveles", dijo Ventrell. "Hemos expresado nuestra creencia de que la continua venta de armas al régimen sólo avivará el fuego, por eso queremos que detengan toda transferencia de armas, no sólo los contratos existentes, sino cualquier nuevo contrato".

___

Mike Corder en La Haya, Matthew Lee en Washington y Mansur Mirovalev y Laura Mills en Moscú colaboraron para este despacho.