El presidente de Cuba, Raúl Castro, expresó hoy la sintonía entre su país y Vietnam en el segundo día de su visita oficial al país asiático con el objetivo de reforzar las relaciones bilaterales.

"Nuestra relación se ha desarrollado desde hace muchos años basada en nuestra rica historia. Cuando un país está necesitado, nos ayudamos unos a otros y compartimos muchos puntos de vista comunes sobre temas mundiales", dijo Castro en la capital vietnamita.

El presidente cubano, que llegó el sábado con una agenda de cuatro días, asistió a una ceremonia para colocar una ofrenda floral en el Mausoleo del presidente Ho Chi Minh en Hanoi.

Ayer, Castro se entrevistó el Presidente vietnamita, Truong Tan Sang, así como con el primer ministro, Nguyen Tan Dung y el secretario general del Partido Comunista, Nguyen Phu Trong.

Este es el primer viaje a Vietnam de Castro como presidente de Cuba que tiene lugar mientras la isla está inmersa en un plan de reformas para "actualizar" su modelo económico socialista e intentar salir de la crisis que arrastra desde hace décadas.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores de Vietnam, Loung Thanh Nghi, afirmó que la visita de Castro servirá para "consolidar la alianza política y económica" entre dos de los últimos regímenes comunistas del mundo.

En abril, el secretario del Partido Comunista vietnamita visitó Cuba, donde mantuvo encuentros con Raúl Castro y con su hermano y antecesor, el expresidente Fidel Castro, que dejo el cargo en 2006 por razones de salud.

El líder comunista vietnamita destacó entonces las coincidencias entre la política de "renovación" del socialismo (conocida como Doi Moi) emprendida en su país hace 25 años y el proceso de actualización económica que se lleva a cabo en la isla caribeña.

Vietnam, considerado por el gobierno de Cuba como un aliado político y económico, es el mayor proveedor de arroz a la isla caribeña y en este momento realiza trabajos de exploración de petróleo en aguas cubanas en el Golfo de México.

También intercambian textil, calzado, computadoras, productos electrónicos, madereros y café con una balanza comercial que ha superado los 500 millones de dólares en los últimos años.