Los ministros de Finanzas de la zona euro llegaron a un acuerdo el martes sobre los términos para un rescate financiero de la banca española e informaron que para finales de mes estarían disponibles 30.000 millones de euros.

Los ministros de Finanzas de los 17 países que usan el euro como moneda oficial regresarán a Bruselas el 20 de julio para finalizar el acuerdo, una vez que hayan obtenido la aprobación de sus gobiernos o parlamentos, dijo el jefe de la eurozona Jean-Claude Juncker.

Como parte del acuerdo con España, se prevé que los ministros de Finanzas de los 27 países de la Unión Europea aprueben más tarde el martes una extensión de un año, hasta 2014, al plazo que tiene España para alcanzar un déficit presupuestal de 3%.

Habrá condiciones específicas para bancos específicos, y la supervisión del sector financiero en general será fortalecida, dijo Juncker.

"Estamos convencidos de que esto logrará, condicionalmente, atender la debilidad que prevalece en el sistema bancario español", agregó.

El ministro holandés de Finanzas, Jan Kees de Jager, dijo que el acuerdo deberá finalizarse pronto.

"Tenemos un acuerdo tentativo sobre las condiciones del rescate financiero para los bancos españoles", indicó el funcionario. "El total probablemente será 100.000 millones de euros. Algunos países como Holanda, Alemania y Finlandia necesitan la aprobación parlamentaria. Esperamos que esto pueda concluirse en una semana".

La suma exacta del rescate posiblemente no se sabrá sino hasta septiembre, cuando se concluyan las evaluaciones individuales de los diferentes bancos españoles.

De Jager agregó que los socios de Madrid están de acuerdo en que "las reformas al sector financiero en España deben aplicarse implacablemente. Estas reformas incluyen un notable límite al salario de los ejecutivos de los bancos y la prohibición de bonos".

Sin embargo, señaló que todavía necesita trabajarse en un amplio sistema europeo de supervisión bancaria. "Todavía hay diferencias al respecto. Los detalles se afinarán a finales de año".

Antes de que iniciara la reunión, Mario Draghi, jefe del Banco Central Europeo, manifestó su confianza en que pudiera alcanzarse una unión bancaria en la Unión Europea.

"Lo primero que deberá crearse será la supervisión", dijo Draghi al comité del Parlamento Europeo. "Estamos hablando de sostenibilidad a largo plazo de la unión monetaria europea. Vamos tan rápido como podemos. Es mejor hacer las cosas bien que de prisa. Efectivamente queremos ver que esto se concluya a finales de año", indicó en referencia a la supervisión bancaria.

"Para este año tendremos algo que no será perfecto, pero alcanzable", añadió.

Las autoridades también anunciaron que Klaus Regling, un economista alemán que actualmente encabeza el fondo de rescate europeo, fue elegido para dirigir el Mecanismo Europeo de Estabilidad, la reserva financiera permanente que busca dar estabilidad a la eurozona.

Regling, de 61 años, se hará cargo de un fondo de rescate que busca garantizar a los mercados financieros que la UE apoyará a sus países más débiles.

___

Colaboraron Slobodan Lekic y Robert Wielaard en Bruselas, Toby Sterling en Amsterdam y Daniel Woolls en Madrid.

Don Melvin está en Twitter como: http://twitter.com/Don_Melvin