Equipos de Cuba y Estados Unidos cerrarán hoy en La Habana un tope de béisbol que lideran los isleños con tres triunfos frente a una de los visitantes.

Para la jornada final los anfitriones contarán con el lanzador derecho Odrisamer Despaigne, considerado el mejor serpentinero del equipo Industriales en la 51 Serie Nacional cubana.

El mentor de la selección estadounidense, David Serrano, dijo que utilizará a su mejor lanzador, el zurdo Carlos Rondo, quien registró este año una excelente temporada con balance de 9-0.

Este evento reabre tras una interrupción de 16 años cuando los encuentros de béisbol entre ambos países que fueron cancelados en 1996 por cambios en la directiva de la entidad USA Baseball.

La reanudación respondió a un acuerdo bilateral suscrito por federativos de Cuba y Estados Unidos en marzo de este año.

El equipo universitario de Estados Unidos y la selección de Cuba pactaron la serie amistosa a cinco partidos que comenzó el jueves en el estadio Latinoamericano.

Esa noche los estadounidenses dominaron el choque por 4-3 por jonrón decisivo de Michel Conforto con las bases llenas.

En las dos jornadas siguientes los isleños tomaron la delantera con la actuación del bateador sustituto, William Luis, que impulsó las carreras decisivas a favor, por 6-5 y 9-8, respectivamente.

Los cubanos se impusieron en el penúltimo cotejo por 5-2 después de tres resultados por margen mínimo de una anotación en los enfrentamientos.

Los cubanos presentan bateo colectivo de .270 y sus rivales producen para 212. Como mejores bateadores de cada plantel están los anfitriones Frederich Cepeda (.455) y José Dariel Abreu (.412), y Kriss Bryant (.357) y Johnny Field (.333) por los visitantes.

Los lanzadores norteamericanos trabajan para 4.37 de promedio de carreras limpias permitidas por juego y los de Cuba promedian 4.50.

El fildeo favorece a los norteños con .968 sobre .938 por los de casa.

El Torneo de los Puertos, en Haarlem, Holanda, del 13 al 22 de este mes, será la próxima cita de equipos de ambos países.