El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, se refirió hoy a la posible exhumación del cadáver del antiguo dirigente palestino Yaser Arafat para investigar las causas de su muerte e indicó que "parece que lo envenenaron".

"Parece que van a exhumar el cadáver de ese gran soldado, patriota, palestino que fue Yaser Arafat. Hay evidencias en la ropa consiguieron una sustancia muy radioactiva", señaló Chávez en una conferencia de prensa.

"Parece que lo envenenaron. La mano asesina del imperio anda por todos lados y tiene muchas maneras de apartar del camino a gente que no le conviene", agregó el jefe de Estado, sin precisar detalles.

Señaló que eso es "historia larga" e indicó que a Jesucristo lo crucificó "el imperio romano".

Insistió hoy en que al libertador caraqueño Simón Bolívar, quien falleció el 17 de diciembre de 1830, "lo asesinaron".

"Yo creo a que a Bolívar lo envenenaron, lo vuelvo a repetir. No tengo pruebas, pero yo creo que lo envenenaron, lo asesinaron, pues", añadió.

El pasado 4 de julio, la Autoridad Nacional Palestina se mostró dispuesta a exhumar los restos de Arafat ante los nuevos indicios sobre la posibilidad de que hubiera sido envenenado, según dijo un portavoz de Mahmud Abás.

Suha, la viuda del histórico líder palestino, había pedido ese día la exhumación de su cadáver después de que una investigación realizada por la televisión catarí Al Yazira concluyera que Arafat pudo haber muerto envenenado con polonio 210, una sustancia altamente radiactiva encontrada en sus efectos personales.

La investigación de la cadena catarí incluye un estudio del Instituto de Radiofísica del Hospital Universitario de Lausana (Suiza), cuyos resultados indican que el líder palestino podía haber muerto por envenenamiento con polonio 210.

En julio de 2010, un equipo de medio centenar de forenses exhumó los restos de Bolívar (1783-1830) del Panteón Nacional, con el fin de determinar si corresponden efectivamente a los del héroe independentista y para conocer las causas de su muerte.

Chávez había anunciado en noviembre de 2007 la creación de una comisión presidencial para investigar los restos del prócer, después de unirse a la tesis de algunos historiadores que sostienen que el "Padre de la Patria" murió envenenado y no de tuberculosis, como aseguran los libros de historia.

El 25 julio de 2011, el vicepresidente venezolano, Elías Jaua, informó que los restos humanos que guarda el Panteón Nacional de Venezuela son los de El Libertador Simón Bolívar, pero las causas de su muerte siguen sin determinarse, al leer los resultados de un equipo multidisciplinario sobre el asunto.