Las autoridades ecuatorianas detuvieron ayer a un ciudadano alemán que supuestamente intentaba sacar de las Islas Galápagos cuatro iguanas terrestres, una especie considerada como "vulnerable", según informó hoy la Dirección del Parque.

El hombre, identificado como Dirk Bender, se encuentra actualmente en una audiencia, en la que el juez decidirá si le otorga la libertad condicional o mantiene la prisión preventiva, según dijo a Efe una portavoz del parque.

La detención ocurrió el domingo en el aeropuerto de la isla de Baltra, después de que los guardaparques detectaron un bulto sospechoso durante la inspección de su equipaje con una máquina de rayos X.

Las iguanas encontradas son de la especie Conoluphus subcristatus catalogada como "vulnerable" por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

La Dirección del Parque cree que procedían de la propia isla de Baltra, según la portavoz.

En 2010 ocurrió un caso similar, cuando las autoridades encontraron dos iguanas marinas en un paquete enviado desde las islas con nombre falso, por lo que no lograron dar con los culpables, explicó la funcionaria.

El parque tiene prohibido sacar animales o plantas de las Islas Galápagos, declaradas Patrimonio Natural de la Humanidad en 1978, y que por estar a unos mil kilómetros de la costa continental cuentan con un alto número de especies endémicas.