Representantes de quince países de Latinoamérica y Europa debatirán en la ciudad chilena de Viña del Mar sobre "la financiación de las políticas públicas locales en pro de la cohesión social; retos y estrategias", informaron hoy los organizadores del encuentro.

Se trata del VI Diálogo Regional sobre estos asuntos, que organiza la Oficina de Coordinación y Orientación del programa URB-AL III, de la Comisión Europea, en colaboración con la Municipalidad de Viña del Mar y la Universidad Andrés Bello, y que se celebrará el 12 y 13 de julio en esa ciudad.

En el encuentro tomarán parte más de un centenar de personalidades, entre ministros, subsecretarios, autoridades regionales, alcaldes y representantes de la sociedad civil, académicos y miembros de organismos internacionales, precisaron las fuentes.

El diálogo pretende debatir a fondo y buscar soluciones a los obstáculos financieros que enfrentan los gobiernos locales y regionales de América Latina para el desarrollo de políticas orientadas al mejoramiento de las condiciones de vida de sus habitantes.

¿Cómo se pueden financiar políticas públicas que contribuyan a la cohesión social?, ¿Qué obstáculos tienen los gobiernos locales en materia de fiscalidad y financiación?, ¿Cuál es el impacto de los procesos de descentralización sobre la financiación local?, son algunas de la cuestiones a debatir en el encuentro.

Entre los exponentes en la cita figuran Mario Andrés Meoni, intendente de Junín (Argentina), Enrique Cabrera, coordinador de políticas territoriales de la presidencia de Uruguay, Elizabeth Márquez, alcaldesa de Ilopango (El Salvador), y Susana Agüero, de la Delegación de la Unión Europea en Chile.

También Antoni Montseny, de la Diputación de Barcelona, Víctor Godínez, del Servicio de Información Regional (SIREM) de México, Raúl Celis, intendente de la región chilena de Valparaíso y Virginia Reginato, alcaldesa de Viña del Mar.

URB-Al III es un programa de cooperación descentralizado no reembolsable de la Comisión Europea, integrado por 20 proyectos de impacto directo en 75 territorios, que incluyen más de 500 municipios de América Latina, con una población de unos 23 millones de personas.