Una coalición liberal encabezada por un primer ministro rebelde dijo el domingo que los resultados preliminares y extraoficiales de su partido le daban la ventaja a la alianza en las trascendentales elecciones parlamentarias, las primeras desde el derrocamiento del dictador Moamar Gadafi.

Faisal Krekshi, secretario general de la Alianza de Fuerzas Nacionales encabezada por Mahmud Jibril, afirmó que los resultados se basan en los informes de representantes partidistas asignados a los centros de conteo de votos en el país africano.

Se abstuvo de mencionar detalles y el director de la comisión electoral se negó a confirmar o negar la aseveración de Krekshi.

"Todos estamos esperando y no tenemos nada que indique que un partido está delante de otros", dijo el titular de la comisión electoral, Nuri al-Abar, en declaraciones a los periodistas. También se negó a establecer una fecha para anunciar los resultados oficiales completos.

Los libios salieron profusamente el sábado a votar y elegir a los 200 miembros del Parlamento. Un total de 80 escaños son asignados a los partidos, mientras que los 120 restantes son para los candidatos independientes.

Directivos de otros dos partidos — el Partido Justicia y Construcción de la organización Hermandad Musulmana y el grupo islamista Al-Watan — coincidieron en que la coalición de Jibril era el principal ganador en la contienda por las 80 curules para los partidos.

Sus aseveraciones se fundamentaban en declaraciones de sus representantes en los centros electorales. De momento no ofrecieron detalles de la distribución de las bancas y no fue posible verificar sus afirmaciones.

Dado que la mayoría de los escaños del Parlamento están asignados para los candidatos individuales, no es seguro que la Alianza de Fuerzas Nacionales sea el grupo dominante en la legislatura, incluso si obtuviera la cantidad más grande de las curules para los partidos.