La Iglesia católica de El Salvador pidió hoy que los próximos gobiernos de México y Estados Unidos protejan a los migrantes latinoamericanos de la violencia y les den un trato legal justo.

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, dijo esperar que el Gobierno de Enrique Peña Nieto, virtual ganador de la Presidencia de México, que asumirá en diciembre próximo, sea "contundente" en su lucha contra el crimen y "garantice la seguridad" de los migrantes que pasan por ese país.

Según los datos finales del cómputo oficial difundidos el viernes, Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), ganó los comicios presidenciales del pasado domingo en México, datos que tienen que ser confirmados por el máximo tribunal electoral, que tendrá que pronunciarse sobre las impugnaciones que ya se ha anticipado que se van a presentar.

Sobre Estados Unidos, Escobar también expresó su confianza en que tanto el presidente Barack Obama, quien busca la reelección en los comicios de noviembre, como el virtual candidato republicano, Mitt Romney, "se comprometan" a beneficiar a los migrantes.

A la Iglesia católica le preocupan los migrantes de toda Latinoamérica, aunque "Centroamérica y México" son "los más afectados por los problemas de la migración hacia Estados Unidos", manifestó el arzobispo salvadoreño en su rueda de prensa dominical.

El prelado abogó por una pronta reforma migratoria integral en Estados Unidos, para que así las leyes "cada vez sean más justas, (y) que no se discrimine a las personas honestas, trabajadoras, sólo porque no tienen documentos".

En este sentido, "nos interesa que gane aquel (candidato) que más pueda favorecer a nuestros conciudadanos connacionales y a todos los latinoamericanos migrantes en Estados Unidos", añadió Escobar

Recalcó que "cada vez el voto de los migrantes es más importante" en Estados Unidos.

Por ello, "vale la pena que ambos candidatos se comprometan de una forma seria, verdadera, en sus ofertas en favor de los migrantes y aquel que haga la mejor oferta ojalá que salga electo", expresó el arzobispo.

"Quiera Dios que el nuevo presidente de Estados Unidos, bien sea que se reelija el actual o sea su contrincante, tome en serio esta problemática y se busquen las soluciones pertinentes" para mejorar la situación de los inmigrantes, insistió.

"Es insólito (...) que el país que se ha dicho el más democrático del mundo dé ese trato inhumano y tan injusto a nuestros hermanos migrantes con leyes cada vez más injustas y severas", subrayó.

Escobar recordó que los inmigrantes son "frecuentemente víctimas de vejaciones, atropellos, injusticias y toda clase de violencia en (su) paso por México", aunque matizó que "no depende del Gobierno, sino que son crímenes" cometidos por "personas inescrupulosas".

"Pero de todos modos hacemos el llamado al nuevo Gobierno" de México "a que garantice la seguridad de las personas que transitan por aquel país", enfatizó.

"Quisiéramos que también el Gobierno (mexicano) fuera contundente en parar el crimen y en proteger a nuestros migrantes", añadió.

El arzobispo de San Salvador recordó que por México transitan hacia Estados Unidos "no sólo salvadoreños, sino centroamericanos e incluso suramericanos", que se exponen a sufrir matanzas como la perpetrada en 2010 en el estado mexicano de Tamaulipas.

"No puede ser que esto se repita", puntualizó Escobar al referirse a esa masacre de 72 inmigrantes latinoamericanos, que las autoridades mexicanas atribuyen al grupo criminal Los Zetas.