La cifra de muertes causadas por inundaciones monzónicas que devastaron el estado nororiental de Assam sumó el domingo 121, al tiempo que aumentan los daños dejados por el meteoro.

Los pobladores continúan hallando cadáveres con la bajada de las aguas. El domingo, la cifra de muertos se ubicó en 121, incluidos 16 cadáveres hallados en aludes de lodo.

Cerca de la mitad de las 2,2 millones de personas que fueron desplazadas de sus hogares continúan alojadas en refugios improvisados o en casas de familiares o amigos. El gobierno central ha ofrecido 90 millones de dólares en ayuda al estado, cuya principal actividad económica es la agricultura y donde al menos 254.000 hectáreas (627.600 acres) de arrozales y otros cultivos fueron afectados.

Las inundaciones también mataron 559 animales en la reserva natural de Kaziranga, entre ellos más de 400 cerdos salvajes y 14 rinocerontes de la India, los cuales están en peligro de extinción.