Dos personas han muerto y otra ha resultado gravemente herida en un tiroteo en un bloque de apartamentos en la localidad de Lehrensteinsfeld (suroeste de Alemania), informó hoy la policía local.

Los sucesos se produjeron en la noche del sábado, cuando una vecina de 43 años del edificio disparó en las escaleras y sin previo aviso sobre otra la inquilina de un piso contiguo, de 33 años, que resultó herida grave.

A continuación, la autora de los disparos regresó a su domicilio, en el último piso del inmueble y, según varios testigos, se oyeron en el interior de la vivienda varios disparo más.

Un equipo de las fuerzas especiales de la policía alemana asaltó de madrugada el apartamento, donde halló muertos a la autora de los disparos y a su marido, de 46 años y aficionado a la caza deportiva.

Las fuerzas de seguridad desconocen por el momento los motivos del suceso, pero la investigación apunta hacia un posible crimen pasional.

Además, ha trascendido que la policía considera que uno de los dos fallecidos se suicidó, aunque la confirmación queda pendiente hasta que se conozcan los resultados definitivos de sendas autopsias.

La herida grave, que tras el ataque logró escapar y refugiarse en su domicilio, se encuentra en la actualidad internada en un centro hospitalario cercano y aún no ha podido ser interrogada por la policía.

Este es el segundo crimen múltiple que se produce en Alemania en esta semana, después de que un ciudadano francés matase el miércoles a tiros a cuatro personas en Karlsruhe (oeste del país) cuando iba a ser desahuciado de su vivienda, para luego dispararse en la cabeza.