La economía de China está bajo una "presión enorme" que la sigue desacelerando a pesar de la aplicación de medidas de estímulo, afirmó el domingo el primer ministro, Wen Jiabao.

La declaraciones de Wen disminuye la esperanza de que China se recupere pronto de la caída más profunda desde la crisis financiera mundial de 2008.

"La economía transcurre de manera general a un ritmo estable, pero todavía hay una presión enorme para que baje", dijo Wen, el principal funcionario económico del país, en declaraciones citadas por la agencia oficial de noticias Xinhua durante una visita el fin de semana al oriente de China.

Empresas e inversionistas observan de cerca a la segunda economía del mundo ante la posibilidad de que persista la desaceleración, que podría tener repercusiones mundiales al disminuir la demanda china de productos fabricados en Estados Unidos, Europa y otras economías en apuros.

El gobierno chino ha reducido dos veces las tasas de interés en un mes, ha disminuido el precio de la gasolina y ha prometido más inversión en vivienda de bajo costo y otras obras públicas a fin de reavivar el crecimiento, que en el primer trimestre se hundió a su menor nivel en casi tres años, al colocarse en 8,1%.

Pese a esas medidas, varios especialistas prevén que los nuevos datos económicos, a difundirse en los próximos días, muestren que el crecimiento haya disminuido a 7,3% en el segundo trimestre.

Wen, según Xinhua, dijo que las medidas gubernamentales para fomentar la expansión económica estaban dando resultados. "La desaceleración económica tiende hacia la estabilidad".

El gobierno intenta reducir la dependencia de las exportaciones e inversiones para promover el crecimiento impulsando el consumo interno.

Wen afirmó que el gobierno también trata de diversificar y promover un incremento estable de las exportaciones. El gobierno ha establecido la meta de un crecimiento de 10% en el comercio este año, lo cual de acuerdo con el Ministerio de Comercio es posible, salvo contratiempos inesperados en Europa u otros lados.

___

El periodista de Associated Press Joe McDonald contribuyó en la información.