El guardabosques Andrew McCutchen se voló la barda dos veces y representó el ataque de los Piratas de Pittsburgh, que vencieron 13-2 a los Gigantes de San Francisco.

Los Piratas (48-37) tienen 11 juegos sobre el porcentaje de .500 por primera vez desde 1992 y son líderes de la División Central de la Liga Nacional al concluir la primera mitad de la temporada regular de las mayores, algo que no lograban tampoco desde 1997.

Mccutchen (18) castigó con batazo de cuatro esquinas en el primer episodio al abridor estelar Tim Lincecum, con un corredor en circulación.

En la séptima entrada volvió a recetar el mismo castigo al cerrador George Kontos, con otro compañero que estaba en los senderos.

El segunda base Neil Walker (6) también se voló la barda sobre Lincecum en el tercer episodio al conectar un bambinazo solitario.

Mientras que el primera base Casey McGehee tuvo de 4-3 con anotación y dos carreras impulsadas.

La victoria fue para el abridor A.J. Burnett (10-2) que trabajó seis entradas y un tercio, permitió cuatro imparables, un jonrón, dos carreras, dio dos pasaportes y retiró a cinco por la vía del ponche.

Por los Gigantes el antesalista venezolano Pablo Sandoval (8) conectó jonrón en el séptimo episodio al enfrentarse a Burnett cuando había un corredor en circulación y ser el único que le hizo daño al abridor estelar de los Piratas, que ganó la novena decisión consecutiva.

La derrota fue para Lincecum (3-10) en tres entradas y un tercio, permitió siete imparables, dos jonrones, seis carreras, dio una base por bolas y retiró a tres bateadores por la vía del ponche.