Un nuevo tramo de 4,3 kilómetros de longitud del Camino Inca, que conduce a la ciudadela de Machu Picchu, fue descubierto por arqueólogos peruanos en la región de Cuzco, al sureste del país, informó hoy un diario local.

La vía empedrada, que conecta el sector de Chaquiccocha con el sitio arqueológico de Kantupata, se encuentra intacta en un 70 %, mientras que el resto ha sido dañado por los deslizamientos de la zona, indicó el periódico El Comercio.

El Camino Inca, tal como se conocía hasta ahora, tiene 250 kilómetros de longitud, mientras que el nuevo tramo estará habilitado para el turismo en dos años.

El jefe del Parque Arqueológico de Machu Picchu, Fernando Astete, dijo al diario que "se trata de una zona abandonada por cerca de 500 años".

"En el lugar hemos descubierto una variedad inmensa de orquídeas y flora", anotó.

El camino descubierto tiene 1,70 metros de ancho y parte de Chaquiccocha, en el kilómetro 24 del tradicional Camino Inca a Machu Picchu, rumbo al conjunto arqueológico de Kantupata.

Durante sus 4,3 kilómetros de longitud, la vía presenta canales de drenaje de agua pluvial, plataformas y muros de contención.

Además, se observó un túnel de 11 metros de longitud que cuenta con 28 escalinatas de piedra intactas.

El director regional de Cultura del Cuzco, David Ugarte, declaró a El Comercio que personal especializado hará una limpieza general de la zona y elaborará un proyecto de investigación arqueológica para conocer más de este vestigio.

La ciudadela incaica de Machu Picchu es uno de los principales destinos turísticos de Perú y el Camino Inca es elegido por los visitantes que desean llegar a pie a esta zona de ceja de selva después de un periplo de varios días de caminata.