Una depresión tropical se formó el sábado en el Océano Pacífico, al sur de México, y los meteorólogos prevén que se volverá huracán el lunes, aunque no se espera que el meteoro afecte tierra firme.

Los meteorólogos del Centro Nacional de Huracanes en Miami informaron que la depresión tiene vientos sostenidos máximos de 56 kilómetros (35 millas) por hora y que el centro de la tormenta está ubicado a unos 797 kilómetros (495 millas) al suroeste del puerto de Acapulco.

El huracán Daniel está más distante en el océano y no amenaza tierra. La tormenta tiene vientos de 145 kph (90 mph) y se espera que se debilite el domingo a medida que avanza hacia aguas más frías.