El argentino Juan Román Riquelme, quien acaba de desvincularse del Boca Júniors, podría recalar en el Flamengo, informa hoy el diario carioca O Globo.

El jugador "solamente no defenderá al Flamengo en el Campeonato Brasileño si el club no quiere", afirma el periódico, según el cual ya hay una negociación en marcha.

O Globo sostiene que Riquelme "aceptaría jugar en el Flamengo solamente por el salario", que de acuerdo a sus exigencias sería de unos 500.000 reales por mes (250.000 dólares).

"La presidenta (del club carioca), Patricia Amorim, ya tiene la propuesta en sus manos y corre contra el tiempo para intentar que que se concrete", añade el rotativo.

Riquelme, de 34 años y uno de los mayores ídolos de la historia del Boca Júniors, se desvinculó del club argentino esta semana, tras la derrota del equipo en la final de la Copa Libertadores ante el Corinthians.

Las conjeturas sobre su fichaje surgen en momentos en que varios clubes brasileños han contratado a otros veteranos de lustre en el fútbol mundial.

El Botafogo, también de Río de Janeiro, acaba de fichar al holandés Clarence Seedorf, de 36 años, mientras que este viernes el Internacional de Porto Alegre anunció como nuevo refuerzo al jugador uruguayo Diego Forlán, de 33.

El propio Flamengo repatrió hace casi dos años a Ronaldinho Gaúcho, quien abandonó el club hace poco más de un mes en medio de conflictos legales, por atrasos en su salario.