La Asociación Nacional de Diarios de Brasil expresó hoy su repudio y preocupación por la muerte del periodista Valerio Luiz de Oliveira a manos de un pistolero, ocurrida este jueves y que supuso el quinto asesinato de un profesional de la prensa en 2012.

"El aumento de la violencia contra los profesionales y medios de comunicación social representa una grave e intolerable amenaza a la sociedad", indicó la Asociación Nacional de Diarios en una nota divulgada hoy.

Valerio Luiz de Oliveira, de 49 años, trabajaba en la Radio Jornal 820 AM de Goiana, capital del estado central de Goias, y fue asesinado el jueves, cuando salía de su trabajo, por un pistolero que le disparó seis veces antes de huir en una motocicleta.

En lo que va de este año han sido asesinados los periodistas Décio Sá, del estado de Maranhao; Paulo Rocaro, de Mato Grosso do Sul; Mario Randolfo Marques Lopes de Vassouras, de Río de Janeiro; y Laécio de Souza de Simões Filho, de Bahía.

Hasta ahora, ninguno de esos asesinatos ha sido esclarecido por la policía, que en todos los casos trabaja con la hipótesis de que las muertes fueron encomendadas por razones políticas o de otro orden.

Valerio Luiz de Oliveira trabajaba en el ámbito deportivo, y según el comisario Carlos Caetano, quien está a cargo del caso, era un periodista "muy duro en sus opiniones", que era "amado pero al mismo tiempo odiado por mucha gente".

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) se unió este viernes al "estupor" por el asesinato de Valerio Luiz de Oliveira, que según el presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información del organismo, Gustavo Mohme, incrementa "la ola de violencia que sacude al periodismo brasileño".