La organización del torneo de Wimbledon decidió interrumpir la final femenina del Grand Slam británico entre la polaca Agnieszka Radwanksa y la estadounidense Serena Williams por la incesante lluvia que cae sobre la capital británica.

La decisión, tomada a las 13.50 GMT, suspende de forma temporal la final después de que Serena, cabeza de serie número seis, se hiciera con el primer set por 6-1 en apenas treinta y seis minutos.

En el caso de que las condiciones meteorológicas adversas continúen sobre el All England Club, situado en el suroeste de Londres, la organización cubrirá la pista central con el techo retráctil, informó la organización.