Serge Ibaka cree que la selección española de basquetbol tiene talento suficiente como para competir de tú a tú con Estados Unidos en los Juegos Olímpicos de Londres.

El ala-pívot del Thunder de Oklahoma City confía en que los medallistas de plata en 2008 están en condiciones de desafiar a los campeones mundiales y favoritos a la medalla de oro en 2012 durante los juegos a disputarse del 27 de julio al 12 de agosto.

"(El equipo estadounidense) es como nosotros, también tienen jugadores con mucho talento", aseguró Ibaka el sábado en su primer día completo de entrenamientos con la selección española. "Es un equipo distinto al de 2008, pero sus jugadores siguen siendo muy buenos".

El jugador de 22 años disputará su primera olimpiada con España, con la que conquistó el campeonato europeo a finales del año pasado poco después de nacionalizarse. Ibaka, oriundo del Congo, está tan emocionado por los Juegos de Londres que hasta llegó temprano a la concentración para apoyar en los preparativos.

"No hay tiempo para relajarse, tenemos que encontrar ya nuestro ritmo para la competición en estos amistosos que tenemos, ver cómo nos sentimos", planteó Ibaka, quien contribuyó a que Oklahoma City llegase en junio a la final de la NBA donde perdió con el Heat de Miami en cinco partidos.

Lebron James, del Heat, y Kobe Bryant encabezan a la talentosa alineación de los estadounidenses, que incluye a tres compañeros de Ibaka en el Thunder: Kevin Durant, Bryan Westbrook y James Harden.

España cuenta con la mayor parte de su equipo de 2008 — incluyendo a los hermanos Pau y Marc Gasol y a Rudy Fernández — menos al armador Ricky Rubio que está lesionado.

La selección española tiene varios partidos amistosos antes de debutar contra China el 29 de julio en Londres. Entre los amistosos figura uno contra Estados Unidos en Barcelona el 24 de julio. Si ambos cumplen sus expectativas como favoritos del torneo, no se volverán a enfrentar sino hasta la final del 12 de agosto luego de resultar sorteados en grupos diferentes.

"Deberíamos preocuparnos únicamente por nuestra preparación, porque el camino a la final es largo", consideró Ibaka. "Lo más importante es dar todo lo que tenemos para llegar ahí".