El presidente de Cuba, Raúl Castro, comenzó el sábado una visita de cuatro días a Vietnam para reforzar las relaciones entre los antiguos aliados comunistas.

Castro llegó a Hanoi procedente de China, donde se reunió con autoridades y firmó varios acuerdos económicos.

Las visitas en Asia son consideradas como una oportunidad para que Castro vea en movimiento la combinación de capitalismo y socialismo en Vietnam y China. Estos dos países han aplicado reformas económicas de mercado y experimentado un rápido desarrollo, mientras Cuba sigue siendo en buena parte pobre.

La vez pasada que Castro visitó Vietnam fue en 2005 y como ministro de defensa, un cargo que tuvo desde 1959 hasta que sustituyó a su hermano mayor, Fidel, como presidente en 2008.

Vietnam aporta el grueso de las importaciones cubanas de arroz. El comercio bilateral llegó a 274 millones de dólares el año pasado.