La presidenta del Banco Central argentino (BCRA), Mercedes Marcó del Pont, defendió hoy las restricciones impuestas a la compra de moneda extranjera para "contrarrestar la fuga de divisas, aseguró que el país cuenta con "dólares suficientes" y rechazó la devaluación del peso.

La entidad emisora prohibió esta semana que los argentinos compren divisas extranjeras destinadas al ahorro personal y a la compra de inmuebles.

Según la jefa de la autoridad monetaria, esas adquisiciones ascendieron en el último año por la crisis de la economía global y si bien Argentina "tiene dólares suficientes para asegurar el funcionamiento de la economía" no los tiene para "cubrir el desplazamiento de los ahorros hacia la moneda estadounidense".

Ante ese escenario, Marcó del Pont explicó, en una entrevista con "Tiempo Argentino", que se descartaron tanto una devaluación, porque "no hay condiciones estructurales para ello", como endeudamiento a corto plazo y se optó por la salida más "razonable", con la regulación del funcionamiento del mercado de cambios.

El Gobierno de Cristina Fernández estableció las primeras restricciones cambiarias a finales de 2011 y ha ido endureciendo las medidas a lo largo de este año.

Tras revocar los permisos para la compra de divisa extranjera para fines de atesoramiento y adquisición de inmuebles, el BCRA sólo autoriza las operaciones para turismo, importaciones, compra de material rodante, aviones o barcos o equipamiento científico.

El "cepo" al dólar, la moneda más utilizada por los argentinos después del peso, ha provocado el surgimiento de un mercado paralelo de compraventa de la moneda estadounidense a un precio muy superior al cambio oficial.

El billete verde se cotizaba el viernes en bancos y casas de cambio autorizadas a 4,55 pesos, mientras que en el mercado informal se ofrecían por éste 5,97 pesos.